Foto: Eduardo Yufra

Juventud Antoniana derrotaba 2 – 1 a San Jorge en Tucumán por Copa Argentina pero sus propios hinchas oscurecieron el panorama con hechos de violencia. El partido fue suspendido por el árbitro Rodrigo Rivero y el futuro del “Santo” en el certamen es incierto.

Nuevamente la violencia ganó en las canchas y Juventud Antoniana se vio perjudicado por el accionar de sus hinchas. La división es cada vez más notoria entre sus simpatizantes y esta tarde los disturbios que generaron en Tucumán podrían dejar al conjunto salteño sin Copa Argentina.

El partido comenzó con muchas emociones y rápidamente el “Santo” abrió el marcador a los dos minutos a través de Gonzalo Menéndez pero dos minutos después, Claudio Vega puso la igualdad para el “Expreso” tucumano. Promediando los 17 minutos, Lucas Acosta le dio nuevamente la ventaja a Juventud Antoniana y comenzaron los incidentes entre sus propios simpatizantes con golpes de puño. A partir de allí, el árbitro santiagueño detuvo el encuentro durante 20 minutos. El partido pudo reanudarse, pero al final del primer tiempo los violentos volvieron a tomar las instalaciones del Club San Jorge y se destrozaron una cabina de prensa del estadio, lo que determinó la suspensión definitoria.

Aún restan jugarse 45 minutos y el partido de vuelta en Salta. Pese a ello, el futuro del “Santo” en el certamen corre peligro y será el Tribunal de Disciplina quien resuelva que sucederá con esta llave que depositará a uno de los dos clubes en el cuadro final de la Copa Argentina.
 

Fuente: Canal You Tube JMCCARP14